Gates comparte su visión sobre la situación actual a causa del covid-19 y enumera qué hay que hacer para combatir la pandemia

El filántropo opina que las innovaciones globales son clave en esta lucha y las divide en cinco categorías: tratamientos, vacunas, pruebas, seguimiento de contactos y políticas de apertura.

20

El cofundador de Microsoft, Bill Gates, señaló este jueves que ve la innovación global como la clave para limitar el daño causado por la pandemia de coronavirus, y compartió, en un artículo titulado ‘La primera pandemia moderna’, su punto de vista sobre la situación actual y sobre cómo el mundo puede acelerar estas innovaciones.

«Todos podemos trabajar juntos para aprender sobre la enfermedad y desarrollar herramientas para combatirla. Veo la innovación global como la clave para limitar el daño. Esto incluye innovaciones en pruebas, tratamientos, vacunas y políticas para limitar la propagación y minimizar el daño a las economías y al bienestar», declaró el empresario.

Tratamientos

«Si en la primavera de 2021 se puede volver a acudir a grandes eventos públicos, como partidos o conciertos en un estadio, será porque tenemos un tratamiento milagroso que hizo que las personas se sintieran seguras de volver a salir», indicó Gates.

Según el empresario, es necesario un tratamiento que sea el 95 % efectivo para que «las personas se sientan seguras en grandes reuniones públicas». «Si nuestros mejores tratamientos reducen las muertes en una cifra inferior al 95 %, aún necesitaremos una vacuna antes de poder volver a la normalidad», advirtió el filántropo.

El multimillonario enumeró una serie de tratamientos «potenciales» que pueden ayudar a combatir el coronavirus:

  • Recolectar sangre de pacientes que se han recuperado del covid-19 y administrar el plasma a las personas enfermas;
  • Identificar los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario humano más efectivos contra el coronavirus;
  • El uso de antivirales, que evitan que el virus actúe o se reproduzca. El mejor candidato en esta categoría es actualmente el remdesivir, que fue creado para tratar el ébola;
  • El uso de moduladores del sistema inmunitario, que cambian la forma en que el cuerpo humano reacciona a un virus. Estos medicamentos serían más útiles para la enfermedad grave en etapa tardía.

Vacunas

«A falta de un tratamiento milagroso, con el que no podemos contar, la única forma de devolver el mundo adonde estaba antes de que apareciera el covid-19 es una vacuna altamente efectiva que prevenga la enfermedad», señaló Gates.

El empresario considera que las vacunas de ARN son muy prometedoras para combatir el coronavirus. Así, la primera vacuna que ha llegado a la fase de ensayos clínicos es una vacuna de ARN de la empresa Moderna.

Las vacunas de ARN son muy diferentes de las convencionales y permiten convertir el cuerpo en una «unidad de fabricación de vacunas», explicó Gates.

«Una vacuna contra la gripe, por ejemplo, contiene fragmentos del virus de la gripe que el sistema inmunitario de nuestro cuerpo aprende a atacar. Esto es lo que nos da inmunidad. Una vacuna de ARN, en lugar de inyectar fragmentos del virus, le da al cuerpo el código genético necesario para producir muchas copias de estos fragmentos. Cuando el sistema inmunitario ve los fragmentos virales, aprende a atacarlos», continuó el filántropo.

Gates mencionó también al menos cinco otras vacunas que utilizan otros enfoques para enseñar al sistema inmunitario a reconocer y atacar una infección viral y que ya están en desarrollo.

En cuanto a plazos, el empresario predijo que la vacuna estará lista en 18 meses, aunque «podría estarlo en solo nueve meses o en unos dos años». Además, Gates prometió que una vez que la vacuna esté lista él y sus socios se asegurarán de que esté disponible «incluso en países de bajos ingresos».

Pruebas

«Los países que reaccionaron rápidamente para realizar muchas pruebas y [ordenar] aislamientos evitaron la infección a gran escala», señaló Gates, aseverando que «las pruebas son cruciales para controlar la enfermedad y comenzar a reabrir la economía».

Además de hacer el máximo de test posibles, es necesario también priorizar las pruebas en las personas adecuadas. «Por ejemplo, los trabajadores de la salud deberían poder obtener una indicación inmediata de si están infectados para saber si deben seguir trabajando», explicó el empresario.

Asimismo, las personas sin síntomas no deben hacerse la prueba hasta que haya suficientes pruebas para todas las personas con síntomas, según Gates.

Hasta la fecha, todas las pruebas para el nuevo coronavirus implican tomar una muestra nasal con un hisopo y procesarla en una máquina de reacción en cadena de polimerasa (PCR). Sin embargo, la fundación de Gates invirtió en investigaciones que demuestran que cuando los pacientes se extraen las muestras ellos mismos los resultados son tan precisos como si la extracción la hubiera hecho el propio médico.

«Este enfoque es más rápido, protege a los trabajadores de la salud del riesgo de exposición y debe permitir que los reguladores aprueben que se pueden tomar muestras en prácticamente cualquier lugar en vez de solo en un centro médico», subrayó Gates.

Además, ahora se está desarrollando otro tipo de prueba, llamada ‘prueba de diagnóstico rápido’ (RDT). En este caso, un posible infectado también tendrá que extraerse muestras nasales, pero en lugar de enviarlas a un centro de procesamiento las colocará en un recipiente para líquidos y luego verterá ese líquido en una tira de papel que cambiará de color si detecta el virus. De acuerdo con Gates, este tipo de prueba puede estar ya disponible dentro de unos pocos meses.

Seguimiento de contactos

De acuerdo con Gates, lo ideal para poder detener la propagación del virus es tener la posibilidad de obtener rápidamente una lista de las personas que estuvieron en contacto cercano con un individuo que ha dado positivo al coronavirus.

El empresario cree que la mayoría de los países seguirá eventualmente el ejemplo de Alemania, donde, si alguien da positivo por el covid-19, los médicos tienen la obligación legal de informar al respecto a las autoridades sanitarias y deben proporcionar todos sus datos personales, incluidos nombre, dirección y número de teléfono, para que los oficiales contacten con esa persona y se aseguren de que se aislará.

Después, las autoridades comienzan el proceso de búsqueda de contactos, mediante una entrevista con el infectado, para pedirles que también se autoaíslen y se hagan una prueba.

Al mismo tiempo, Gates subrayó que es muy importante que todos los que hacen este trabajo estén «debidamente capacitados» y sean capaces de mantener toda la información en privado.

Apertura de los países

Gates elogió los esfuerzos de la mayoría de los países para frenar la propagación del coronavirus, subrayando que ordenar el cierre completo era una medida necesaria. «A medida que nos acercamos al verano, algunos lugares que mantienen un cambio de comportamiento experimentarán una disminución exponencial», aseguró el filántropo.

Al mismo tiempo, el empresario pronostica que la mayoría de los países desarrollados comenzarán a reabrirse en los próximos dos meses. No obstante, en este periodo todavía no será posible volver completamente a la vida normal.

«La gente puede salir, pero no con tanta frecuencia, y no a lugares concurridos. […] Las escuelas están abiertas, pero no se puede llenar un estadio con 70.000 personas», predijo el filántropo.

Gates sugirió que las reglas sobre lo que está permitido deben cambiar gradualmente. «El principio básico debe ser permitir actividades que tengan un gran beneficio para la economía o el bienestar humano, pero que presenten un pequeño riesgo de infección», dijo el empresario, al tiempo que aseveró que la apertura de los centros educativos debería ser la prioridad.

«Mi esposa y yo crecimos aprendiendo que la Segunda Guerra Mundial fue el momento decisivo de la generación de nuestros padres. De manera similar, la pandemia del covid-19, la primera pandemia moderna, definirá esta era. Nadie que viva esta pandemia la olvidará. Y es imposible exagerar el dolor que las personas sienten ahora y seguirán sintiendo en los años venideros», concluyó Gates, subrayando que cuando esto termine los políticos deberán asegurarse de que, a medida que los países se abren, «la recuperación no hace que la desigualdad sea peor de lo que ya es«.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Facebook Comments

Clientes Arco
Clientes Arco
Comentarios
Loading...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com